Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando sin cambiar la configuración, consideramos que acepta el uso de cookies de nuestro sitio. Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.


Aceptar

Estás en Inicio >> Blog >> El carnaval soñado, en Santa Cruz de Tenerife
23 ENERO 2018
El carnaval soñado, en Santa Cruz de Tenerife
Cartel del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2018

Carnaval de Santa Cruz de Tenerife
Tenerife,
hasta el 18 de febrero

El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife lo llevan en la sangre los chicharreros. Eso es así. Y así ha sido desde siempre. No tiene secretos, es solo cuestión de entender que cada barrio se ha desarrollado a partir de sus gentes entregadas a costumbres que no recuerdan cuándo y cómo experimentaron la primera vez que fueron contagiados sin saber por qué.

Algunos conocimos el carnaval escuchando por las calles del barrio, el bombo, platillos y caja de una murga que desfilaba mientras las seguíamos incansablemente, soñando con formar parte de sus filas algún día. Era una época en la que a veces el disfraz era un humilde saco de azúcar o papas reconvertido en un traje mágico que te convertiría en artista por una semana.

Alguna vez hubo que hacer un disfraz grupal familiar para tres o cuatro generaciones simultáneamente con guitarras, timples, sandungas y repertorio de última hora para patear el Carnaval en Santa Cruz cantando al más puro estilo parrandero. Así nacieron las agrupaciones musicales del carnaval y se consolidaron hasta hoy. El carnaval siempre ha sido familiar y espontáneo.

La mayoría de las niñas sueñan con ser Reina del Carnaval y convertirse en la portadora del cetro y la corona que lo acredita durante un año. Claro está que tras participar en la Gala más importante para los chicharreros celebrada anualmente. Es innegociable porque nos duele. En ella, en la Gala, el pueblo llano se convierte en profesional del espectáculo para ser el portador y heredero del mayor tesoro y mejor cuidado.

Esas niñas, las que sueñan con reinar, a veces cantan y bailan en comparsas de las que se enamoraron imitando sus contoneos rítmicos en pasillos de casa convertidos en auténticos sambódromos luciendo lentejuelas y transparencias imaginarias para vestir un sueño. Una de esas niñas es Saida Prieto, que casi pierde la vida en un accidente a escasos cinco metros de pisar el escenario con el que había soñado desde siempre. El 7 de febrero de 2018, cinco años después y tras recuperarse con no poco esfuerzo, determinación y entereza, la veremos nuevamente luciendo uno de esos diseños que nos hacen únicos en el mundo entero.

Solo se entiende esa insistencia si algo se lleva en la sangre. Querer participar en el mayor de los espectáculos populares y prepararse para ello durante meses, a pesar de todos los inconvenientes, es digno que quien no es capaz de entender la vida sin esta fiesta y sin ese espectáculo que reúne tanto esfuerzo, ensayo, creatividad, trabajo y amor por lo nuestro.

El día 7 de febrero, el día de la Gala, toda esa energía, todo ese cariño, toda esa entrega, la veremos en la mirada y la sonrisa feliz de todas las personas anónimas que por una noche convertirán a Santa Cruz de Tenerife en la capital del mundo; así la sentirán y así la transmitirán. Miren a los ojos a todos los participantes y candidatas a Reina pero sobre todo a Saida Prieto, verán a qué me refiero. Esa noche, todos volveremos a soñar con ella y compartiremos su felicidad, la de hacer realidad un sueño, un sueño de carnaval.

Información:
www.carnavaldetenerife.com
  



Categorías: Tradiciones Ocio Música Arte

Alexis Hernández
Alexis Hernández
Periodista de RTVC
OTRAS ENTRADAS DE ESTE AUTOR
NUBE DE ETIQUETAS
CATEGORÍAS

Esta web es una iniciativa de Turismo de Canarias para la promoción de la oferta turística de las Islas entre los residentes canarios. A modo de guía, ofrece la posibilidad de informarse de actividades y planes de ocio para disfrutar con amigos, la pareja o con niños.